5 de noviembre de 2011

La Sembradora

Sembrar, contemplando en el interior el misterio de la vida. Sembrar los sueños. Regarlos con alegría. Regarlos con fuerza para que nuestras entrañas latan, de manera que esas semillas crezcan y den sus frutos. Transitar el camino con aciertos, errores, aprendizajes, dudas, luchas. Compartir ese trashumar con amigos que, casi sin quererlo, se transforman en hermanos. Esperar la cosecha. Cosechar la espera. Finalmente, la semilla, ronda bailada, germina en el encuentro y canta la renacencia. Y así, entre siembra y siembra, danzamos la vida…


Imagen: http://lamujersemilla.blogspot.com/

1 de mayo de 2011

De imposibles


No pidas al hornero volar como un cóndor,

Al caballo rugir como un león,

Al árbol florecer en invierno.

Al fuego arder bajo la lluvia

Al sol reflejarse en el cielo.

No me pidas que no cometa error

Que no me enoje sin razón

Que me conforme con tu olvido.

No me pidas que te hable sin temor

Que demuestre la pasión

Que no cuestione al destino.

Pedíme, en cambio, más bien exigíme

Que ame tu contradicción,

Tu locura y tu pasión

Tu error, tu desazón

Tu sangrado corazón.

Y entonces, así,

Podré, quizá, acariciar

Tu infinita libertad

Tu deseo de ser mar

Y tomar tu agua entre mis manos

Pa´ que refresques mi andar

Y mis ganas de soñar

Acurrucadita, así,

Entre tus brazos.